corazon modulo 2

Newsletter

MI VIDA CON ESCLERODERMIA
Graciela (53 años)

La enfermedad comenzó hace 5 años. Mi cuerpo se empezó a endurecer y me costaba levantarme. Principalmente estaban comprometidas las piernas y las plantas de los pies. Tardaron 10 meses en darme el diagnóstico correcto. Se frenó, pero esos 3 años fueron muy fuertes y bajo mucha depresión.

No puedo estar segura de las causas de la enfermedad pero pienso que estuvo relacionada con el estrés emocional. Mi madre tuvo Alzheimer y, además, durante muchos años tuve problemas en mi matrimonio. Hasta que un día decidí separarme y mi marido intentó suicidarse debido a una enfermedad psíquica. Más adelante, él comenzó un tratamiento y hoy ambos nos ayudamos mutuamente con nuestras enfermedades.

Al principio de la enfermedad, mi vida cambió para mal, bajo mucha depresión. Me dedicaba mucho al trabajo como distracción, para demostrarle a los demás que yo podía. Y no me ocupé de mi familia.

Mi padre falleció hace 2 años como consecuencia del cáncer y mi madre tuvo Alzheimer durante 17 años. Mi padre vivía para ella y se dejó estar.

Ella se dio cuenta de que tenía que ocuparse de sí misma. Entonces dejó de trabajar y se puso a hacer cosas que había dejado de lado, ingeniándoselas para cambiar su vida. Decidió poner fin a su trabajo porque sentía que la usaban, la maltrataban y la rechazaban por su enfermedad.

Mi cobertura médica es Osecac. Me cubre estudios y tengo descuentos en medicamentos. Gasto 500 pesos mensuales. Me atienden especialistas en el Hospital de Clínicas, donde me dieron el diagnóstico.

A.A.D.E.Y.R. Tel: (+54) 11 4829-7191 | (+54) 11 4823-1413 - info@esclerodermia.org.ar | secretariaadeyr@gmail.com