corazon modulo 2

Newsletter

Fenómeno de Raynaud:

Es el más común de los síntomas de la esclerodermia. Se presenta, antes o después, en el 70% de los pacientes. Es más patente en los dedos de los pies y manos, pero también puede aparecer en la lengua. En el Fenómeno de Raynaud, los vasos sanguíneos se estrechan como respuesta al frío o al estrés. Estas alteraciones en la circulación de la sangre causan una serie de cambios en el color de la piel: blanco o pálido, cuando se reduce la circulación; azul, cuando la parte afectada pierde oxígeno por la disminución del torrente sanguíneo; y rojo cuando la sangre corre y a su regreso una parte se recalienta. Finalmente, cuando esto se calma y la circulación vuelve a su cauce normal, la piel recobra su color habitual. En las etapas de “blanco” o “azul” es frecuente el estremecimiento, entumecimiento o sensación de frío. En la etapa de “rojo”, se  pueden notar ardor o latidos. Algunas personas experimentan los ataques de este fenómeno como dolorosos.

Una de las secuelas más espectaculares es la reabsorción digital, con pérdida del pulpejo y de la punta de la falange distal. La reabsorción ósea puede producirse en pacientes que sufren síndromes de Raynaud sin otras pruebas de ES, pero también en pacientes con Raynaud discreto. En estos pacientes, la capilaroscopia periungueal puede ser de utilidad diagnóstica.

El engrosamiento cutáneo comienza casi siempre por los dedos y las manos. La piel aparece inicialmente brillante, tirante y eritematosa en ocasiones. La afección posteriormente de la piel de cuello y cara produce la característica facies inmóvil e inexpresiva. Los labios se adelgazan y aparecen múltiples arrugas alrededor de ellos en disposición radial. Además, se ve limitada la apertura bucal (microstomía). La rigidez de la piel alrededor de la nariz proporciona a la cara un aspecto característico. La alopecia es una manifestación presente aunque menos frecuente.                                                  

Medidas Preventivas: mantener el calor, en las extremidades y el cuerpo entero, ayuda a prevenir los síntomas, usar guantes, sombreros, orejeras, calcetines gruesos. Un baño o ducha caliente o almohadilla eléctrica en la espalda puede aliviar mejor un ataque. Protéjase las manos con guantes cuando tenga que manipular objetos refrigerados o congelados. Evitar el estrés o las preocupaciones es una ayuda. Las técnicas de relajación son muy efectivas para reducirlo.

Definitivamente, el cigarrillo empeora el fenómeno de Raynaud. Por esto, junto a otros perjuicios para la salud, las personas con esclerodermia no deberían fumar.

A.A.D.E.Y.R. Tel: (+54) 11 4829-7191 | (+54) 11 4823-1413 - info@esclerodermia.org.ar | secretariaadeyr@gmail.com